Posts Tagged ‘San Mateo’

¿Cómo mantener la fe en medio de la tormenta? – Hefzi-ba Palomino

Mateo 8:23-26

Y entrando él en la barca, sus discípulos le siguieron. Y he aquí que se levantó en el mar, una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; pero él dormía. Y vinieron sus discípulos y le despertaron, diciendo: ¡Señor, Sálvanos, que perecemos! El les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe?

Uno se pone a pensar: si a los hombres y mujeres que estuvieron con Jesús, que caminaron con El, que escucharon sus palabras en la forma original y que se admiraban cuando hacia milagros, con frecuencia Jesús, como en el versículo anterior, les llamaba “hombres de poca fe”, ¿qué podríamos esperar que nos dijera a los hombres y mujeres del S-XXI? Pues déjame decirte que nosotros los creyentes de este siglo, hemos creído sin ver – por fe, y este factor es precisamente lo que marca la diferencia; Dios nos ha llamado a creer – a tener fe – y a vivir por fe; por fe somos Hijos de Dios, ricos en amor y buenas obras, sanos y prosperamos como prospera nuestra alma.

Sigue leyendo

Anuncios

Camino angosto sin atajos – Helmut Schatte

Buscar atajos constituye un deporte muy popular: toda vez que se consigue obstáculo en la calle o en la carretera, podemos ver como nunca faltan esos que se salen de la vía buscando un atajo, se reincorporan más adelante con desprecio para con aquellos “bobos” que quedaron pacientemente en espera, ¿se creen más vivos? Evidentemente así pareciera, pero en la realidad sólo consiguieron ganar unos cuantos segundos, tal vez minutos, una cantidad despreciable de tiempo. También los hemos visto cuando el trafico se tranca en carretera angosta de dos vías por algún accidente, allí saliéndose de la columna ocupan el canal donde se supone vendrán los que circulan en dirección contraria, para conformar una verdadera barrera de vehículos, mirándose frente a frente y sin ninguna posibilidad de solución.

Sigue leyendo

La Regla de Oro – Helmut Schatte

Me atrevo a afirmar que la mayoría de nosotros seguimos estas reglas: investigar algo que anuncie el cómo alcanzar un objetivo codiciado, con poco trabajo, sin mayor costo monetario ni de trabajo físico o intelectual, por ejemplo: “cómo hacerse rico con poco esfuerzo”, o “cómo rebajar de peso comiendo de todo”. Cuando compramos un aparato nuevo, sea este un carro, un televisor o una licuadora, sentimos la necesidad de conocer cuál tipo de combustible usa, si se puede usar a la intemperie, si aguanta calor o bajas temperaturas, etc. En este caso, la regla de oro la da el fabricante, pues es él quien sabe cómo conseguir el funcionamiento óptimo de su objeto fabricado, indicando en un manual cómo se debe y cómo no se debe operar, ¿existe mejor recomendación que la del fabricante?

¿Qué diría usted si descubre que existe una regla de oro para la convivencia pacífica, fraternal y próspera en Venezuela? Una regla que no incomode ni a los partidarios del socialismo, ni a los que creen que el capitalismo es lo más adecuado, que no sea una utopía como se le acusa al comunismo, ni despiadado como se señala al capitalismo liberal. Tal regla sí existe, muchos la conocen, pero sucede que cuando se da a conocer en público muchos se niegan siquiera a considerarla, alegando: “no existe maravilla que sea barata, mucho menos gratis”.

Sigue leyendo

Un Round más – Richy Esparza

Un round más

Te voy a contar algo de mi pasado. Cuando tenía 17 años me dedicaba a boxear, me decían el “Toro Esparza” por mi dura pegada. Mi entrenador decía que iba a llegar lejos porque era diligente en mis entrenamientos y le obedecía. A mí me apasionaba lo que hacía. Por primera vez en mi vida había encontrado una pasión que me impulsara. Pero, una semana antes de la eliminatoria estatal desobedecí a mi entrenador por primera vez y me fui de vacaciones con mis amigos, y ya te imaginarás. Todo lo que tenía de condición se fue al caño.

Cuando tuve la pelea todo era diferente a cómo lo había imaginado. El contrincante era un duro peleador, y ambos no cesábamos de tirar golpes. Sin reservas ambos entregamos todo en cada round, no fue la típica pelea dónde los boxeadores administran su fortaleza. Era todo o nada en cada round.

Sigue leyendo

Esperando lo mejor – Helmut Schatte

Algunos en su desesperación recurren al uso de “declaraciones”, suerte de afirmación / orden que se supone debe tener efecto inmediato, algo muy parecido a lo que hizo Jesucristo cuando entre sus tantos milagros sanó a dos ciegos (Mateo 9:27-29), teniendo un efecto instantáneo, emulando su ejemplo dan órdenes cual reencarnación divina. Los que intentamos ser cristianos y recurrimos al “manual del fabricante” (la Biblia), estamos muy claros que pretender tener la misma autoridad que Jesucristo es prácticamente una blasfemia; somos hombres de carne y hueso, con defectos y debilidades, para no usar la palabra pecadores que molesta a algunos. Intentamos copiar milagros y olvidamos que el propio Jesús nos enseñó a pedir en oración con mucha fe y en estado de obediencia.

Sigue leyendo

Bocas flojas – Helmut Schatte

Hay quienes usan la Biblia para dividir a los venezolanos entre partidarios de un “Cristo revolucionario” y partidarios de un “Cristo capitalista”, definen un “come flores” que debe limitarse a los asuntos que yacen fuera del mundo, como si la prepotencia, el abuso, la injusticia, la discriminación y tantas otras acciones, supuestamente “desligadas de los asuntos del espíritu”, no fuesen competencia de todo pastor o sacerdote que manifieste su inconformidad por instaurar un sistema de vida basado en lo material, profundamente alejado de Dios. ¿Cuántas formas hay de ser cristiano?

Sigue leyendo

Nada menos que lo mejor – Richy Esparza

Juan 3:16

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”

Dios solamente desea lo mejor para nuestras vidas. Él ha designado solamente veredas que a lo largo de nuestras vidas, nos beneficiarán. En ocasiones pareciera que Él está airado con nosotros por las situaciones que vivimos, pero no es así. Detrás de cada situación está la mano del Creador. Y aunque parezca que estamos recibiendo maldición, sin lugar a duda detrás de eso viene bendición. Pues, “La suma de tu palabra es verdad” Salmos 119:160

Aquella enfermedad de muerte, fue solamente un medio para llevarnos a los pies de nuestro Dios. Aquel trabajo que por mucho tiempo nos causó tanto disgusto, fue la herramienta que el Señor usó para hacernos excelentes. Aquella muerte de un ser querido, fue lo que Dios utilizó para salvar a toda su casa y reunirlos algún día en el cielo. Aquel miedo que carcomía nuestra alma, solo sirvió para medir que tan valientes somos. Aquella adicción que tantos años te aprisionó, es lo que hoy te hace valorar cada día.

Sigue leyendo