Posts Tagged ‘Salmista David’

Aprendiendo a descansar en el Señor

Como seres humanos, con errores y defectos y de cierto modo o hasta cierto punto influenciados por el sistema de este mundo, queremos resolver las cosas a nuestra forma o manera de pensar, sobretodo cuando creemos que estamos en lo cierto o que tenemos la absoluta razón.

Cuando llegamos a los caminos del Señor, nos damos cuenta de que la palabra de Dios nos enseña cosas que no sabíamos, como por ejemplo confiar absolutamente en el Señor; es decir; dejar todas nuestras cargas, inquietudes y ansiedades en las manos de Dios.

Pero que difícil es poner en practica este versículo: “Así que pongan sus preocupaciones en las manos de Dios, pues él tiene cuidado de ustedes”. (1 Pedro 5:7 TLA)

Sigue leyendo

Para evitar tropezarnos – Rene Giesemann

Salmos 119:105 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.

Ayer mientras íbamos de regreso a casa al salir de la oficina, Enrique un buen amigo y yo platicábamos acerca de lo complicado que puede ser el entablar relaciones efectivas al mudarse a otra ciudad, ambos por cuestión de nuestro trabajo actual tuvimos que mudarnos y hemos tenido que enfrentarnos a la idiosincrasia de la cultura local, solo que por algún motivo lo hicimos con enfoques diferentes.

Afortunadamente he sido bendecido con una facilidad natural para hacer amigos, pero mas que una facilidad, es que en la palabra de Dios he encontrado una formula para hacerlo, además de que en ella también he encontrado ejemplos claros y guías de cómo debe de ser una amistad, lo cual me permite tener bien definido que es lo que busco de una amistad, que es lo que tengo que dar en una amistad y me permite hacer una estrategia con acciones especificas para poder entablar esas relaciones.

Sigue leyendo

Soberbia – Helmut Schatte

La soberbia es un pecado tan común que por su popularidad pasa mimetizada como parte del paisaje, la soberbia es la que lleva a los hombres a erigirse como su propio dios, su escala de valores y prioridades son tan monotemáticas pues empiezan con un “yo” y terminan con el mismo “yo”. “Jalisco nunca pierde”, es testarudo al extremo, normalmente le fascina que lo adulen, se distinguen en el grupo pues nadie quiere discutir con él pues tal acción es considerada como una agresión en su contra o una clara pérdida de tiempo, cuando junta tal adorno con ignorancia y autoridad, se transforma en algo mucho más peligroso que un niño manejando una locomotora.

No acepta consejos ni le importa opinión que no sea la propia, si se le lleva la contra cae fácilmente en la violencia. “Por la soberbia sólo viene la contienda, mas con los que reciben consejos está la sabiduría”(Proverbios13:10).

Sigue leyendo

El refugio – Helmut Schatte

“Nos cuestionábamos siempre por qué nosotros no nos hubiéramos muerto, por qué quedamos vivos, nos resultaba cruel que quedáramos vivos ahí abajo y después tuviéramos que morirnos debilitados, totalmente desnutridos”. (Yonni Barrios).

Cada día, al regresar a casa por los mediodías y las tardes, tomé la costumbre de prender la televisión para saber cómo iba el rescate de los mineros chilenos. Eso quedó atrás con un final feliz y como gran ejemplo para todo el mundo. El liderazgo de un presidente equilibrado, sagaz y prudente, y por supuesto, la de un equipo de rescate eficiente, disciplinado y coordinado cual reloj suizo. Barrios relató que llegaron al extremo, preparándose para morir. Esa tarea fue cumplida mediante la lectura de la Biblia y la asistencia desde afuera de un pastor evangélico. Creo que Dios vio arrepentimiento y por ello decidió rescatarlos. Algunos volverán a sus viejas costumbres, pero aún así sus vidas quedarán marcadas. De eso no podrán escapar. El propio presidente Piñera afirmó cómo Dios Padre mostró toda su grandeza, algo que no está en discusión pues las alusiones a Dios y a Jesús quedaron evidenciadas en los cascos y bragas de los rescatados.

Sigue leyendo

Para que veamos la luz – Rene Giesemann


Salmos 17:8a (Reina-Valera 1960)

Guárdame como a la niña de tus ojos.

Muchos nos hemos preguntado cuanto es que nos ama Dios y muchos otros dicen que leer la Biblia y entender lo que en ella dice es difícil, pero no lo es, es solo el darnos cuenta que todo aquello que vivimos cotidianamente tiene que ver con Dios y que todo lo que esta escrito en la palabra de Dios tiene un reflejo o un ejemplo en nuestra vida.

Sigue leyendo

Publicidad de Dios – Helmut Schatte

No resistí a la tentación de volver a escribir sobre el rescate de los 33 mineros de la mina San José en Chile. La operación de rescate no solo me mantuvo despierto por largas horas, también me mantiene emocionado al poder observar cómo la mano de Dios Padre ha obrado con este verdadero milagro.

Momentos de prolongadas emociones contenidas, seguidas por una explosión de alegría y alivio al comprobar cómo la operación en su fase crucial se desarrollaba con fluidez. ¡Gracias Dios Padre, tu mano se ha mostrado con nitidez en este milagro!

Sigue leyendo

Regreso a la esperanza – Helmut Schatte

No he podido apartar de mi mente lo sucedido en el campamento La Esperanza, mina San José, Chile, por el paralelismo en cómo un verdadero creyente debe ver su permanencia en esta tierra: verdadero prisionero y desterrado, que recurre a la “sonda” de luz, fe y orientación que Dios Padre nos da a través de su Palabra.

Hay, sí, algo diferente, enorme y trascendente: esos mineros tienen la ventaja de conocer este mundo real para ser confinados a uno irreal, sofocante, inhumano, desesperante y agresivo, ¿Qué pasaría si nosotros primero hubiésemos vivido en el cielo real y nos hubiesen desterrado a la tierra? Me atrevo a afirmar que todos seríamos santos.

Esos hombres tienen algo especial, cualquiera en esas condiciones se hubiera vuelto loco. La claustrofobia hubiese sobrevenido rápidamente y hasta alguno hubiese sentido la tentación del suicidio, ¡pero no!, más bien se han mantenido en una relativa normalidad, tan cerca de la normalidad, que al poco de establecer comunicaciones con la superficie, un puñado de ellos se acordaron de sus malas costumbres y empezaron a reclamar cigarrillos, les mandaron parches de nicotina para compensar la ansiedad.

Sigue leyendo