Posts Tagged ‘Hefzi-ba Palomino’

¿Cómo mantener la fe en medio de la tormenta? – Hefzi-ba Palomino

Mateo 8:23-26

Y entrando él en la barca, sus discípulos le siguieron. Y he aquí que se levantó en el mar, una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; pero él dormía. Y vinieron sus discípulos y le despertaron, diciendo: ¡Señor, Sálvanos, que perecemos! El les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe?

Uno se pone a pensar: si a los hombres y mujeres que estuvieron con Jesús, que caminaron con El, que escucharon sus palabras en la forma original y que se admiraban cuando hacia milagros, con frecuencia Jesús, como en el versículo anterior, les llamaba “hombres de poca fe”, ¿qué podríamos esperar que nos dijera a los hombres y mujeres del S-XXI? Pues déjame decirte que nosotros los creyentes de este siglo, hemos creído sin ver – por fe, y este factor es precisamente lo que marca la diferencia; Dios nos ha llamado a creer – a tener fe – y a vivir por fe; por fe somos Hijos de Dios, ricos en amor y buenas obras, sanos y prosperamos como prospera nuestra alma.

Sigue leyendo

Honra a tu padre y a tu madre – Hefzi-ba Palomino

Honra a tu padre y a tu madre

Éxodo: 20.12

“Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguenen la tierra que Jehová tu Dios te da.”

Este es el único mandamiento de la Ley de Dios, que viene con promesa de larga vida. Es curioso, pero creo todos conocemos estos mandamientos y sin embargo, parece que este mandamiento se ha perdido en el tiempo, o tal vez tan solo, se ha desgastado por el uso y el abuso, pues hasta donde recuerdo, mi abuela, mis padres y hasta mis hermanos mayores tenían autoridad sobre nosotros y derecho a castigarnos y corregirnos si hacíamos algo malo; aun tengo en una de mis piernas la marca de un pellizco que me dio mi hermana mayor, cuando yo tenia 16 años y en una fiestecita a que me habían llevado, saque un cigarrillo para fumar; y también recuerdo mis primeros años de escuela, hasta la regla de disciplina conocieron mis manos ¡y bien que lo necesitaba!. Los profesores y maestros, eran colabores de la educación y hasta había un encargado de la disciplina, que no hacia nada mas que vigilarnos, pero los padres, siempre estaban a cargo.

Sigue leyendo