Crecimiento no es igual a madurez – Juan C. Aguilera

Crecimiento no es igual a madurez

Lucas 8:6,13

“Otra parte cayó sobre las piedra; y nacida, se secó, porque no tenía humedad. Los de sobre la piedra son los que habiendo oído, Reciben la palabra con gozo; pero estos no tienen raíces; crece por algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan”.

En mi caminar con el Señor he observado como muchos de los que se acercan y creen han tenido un crecimiento y “madurez” para asimilar el proceso de Dios, pero llega un momento en sus vida que todo cambia y las adversidades les hacen retroceder y se desvanecen a tal punto que llegan a negar las maravillas de Dios y a retroceder sin intención de regresar.

La parábola del sembrador es muy conocida, creo que todos los que tienen el habito de leer la biblia la han visto y los que no aunque sea la han oído; habla de un hombre que salió a esparcir su semilla las cuales cayeron en cuatro diferentes terrenos (el Camino, los Espinos, las Piedras y la buena tierra). En esta reflexión quiero enfocarme en los que cayeron en padregales, ya que crecen pero al final se secan por no tener raíces.

Creo que tenemos que prestarle mucha atención a esto, ya que muchos pasan el tiempo en congregaciones secos, apartados de la voluntad de Dios. Es momento para pensar y meditar como está el corazón, si realmente ha recibido la palabra de Dios a tal punto que puede dar frutos o simplemente tienen el titulo de ser cristianos, ya que he visto en todos los tiempo que las congregaciones están llenas de personas que piensan que por pertenecer a una iglesia y participar en algunas actividades todo está bien.

Hay dos grupos de personas que yo veo que pueden ser los que están en pedregales:

1.- Son las que comúnmente vemos que llegan a las iglesias y se ven que crecen, pero cuando llegan las pruebas se secan por no tener humedad y por ende se apartan.

2.- Este grupo es más complejo, ya que todas las congregaciones están llenas de él. Porque son las que por “amor al Señor” nunca se apartaron de la iglesia pero no comprenden la voluntad Dios pues estan secos y vacios (Apocalipsis 2:4), son religiosos y siempre se quejan del porque a ellos le pasan lo mismo y hasta catalogan a Dios de injusto.

Hermano y amigo que lees si usted se siente que está en unos de esos grupos, quiero animarle a que prepare su corazón para que la palabra de Dios obre en su vida ya que el camino del Señor es por fe y para fe, pues sin fe es imposible agradar a Dios.

Si te encuentras en cualquiera de las condiciones antes mencionadas solo tienes que detenerte, pensar y decidir por ti mismo que quieres para ti, y luego someterte a la palabra de Dios y creer que Dios va hacer grandes cosas en tu vida pues Él lo prometió y somos su pueblo escogido (1 Pedro 2:9) y como pueblo es necesario echar raíces y cuando lo hagamos en el tiempo correcto vamos a dar frutos.

“Crecimiento no es igual a madurez, es necesario echar raíces y dar frutos.”

Autor: Juan C. Aguilera
Escrito para: Ministerio Vivo Para Cristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: