Para evitar tropezarnos – Rene Giesemann

Salmos 119:105 Reina-Valera 1960 (RVR1960)

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.

Ayer mientras íbamos de regreso a casa al salir de la oficina, Enrique un buen amigo y yo platicábamos acerca de lo complicado que puede ser el entablar relaciones efectivas al mudarse a otra ciudad, ambos por cuestión de nuestro trabajo actual tuvimos que mudarnos y hemos tenido que enfrentarnos a la idiosincrasia de la cultura local, solo que por algún motivo lo hicimos con enfoques diferentes.

Afortunadamente he sido bendecido con una facilidad natural para hacer amigos, pero mas que una facilidad, es que en la palabra de Dios he encontrado una formula para hacerlo, además de que en ella también he encontrado ejemplos claros y guías de cómo debe de ser una amistad, lo cual me permite tener bien definido que es lo que busco de una amistad, que es lo que tengo que dar en una amistad y me permite hacer una estrategia con acciones especificas para poder entablar esas relaciones.

Recuerdo que hace algunos años cuando me mude a Chihuahua (al norte de México) me reencontré con muchas personas que conocía, obvio que hacia años que no veía, una de ellas fue Nora, ella es hermana de una buena amiga de la escuela, me topaba seguido con ella y su esposo y en ese entonces su esposo era algo seco en su trato conmigo, ya que me conocía poco, mas decidí ser su amigo, sabia en todos los aspectos de mi vida que esa amistad me convenía, así que decidí buscar en la palabra de Dios sobre la amistad y lo primero que hice, fue pedir a Dios gracia para con Cesar,, lo hice con todo mi corazón, para poder aspirar a ser su amigo, hoy en dia gracias a ello, tengo el honor y el privilegio de contar con su amistad y tenerle entre mis amigos cercanos.

La cita de hoy es una confirmación de lo que le platico, no solo de cómo hacer amigos, sino de cualquier cosa que quiera usted emprender, le aseguro que para cada situación en especifico hay o una promesa, una instrucción o un ejemplo de cómo hacer para obtener un beneficio, me emociona ver que nos promete que la palabra de Dios es lámpara a nuestros pies, es decir que puede si lo decidimos así, el mostrarnos paso a paso de que hacer, pero también, pero también es lumbrera en nuestro camino de manera que nos permite alzar la vista y ver el camino, el hacer una estrategia y saber si funcionara o no.

Mi invitación el dia de hoy, es a que tome esta promesa de Dios y le involucre en todos los aspectos de su vida, haga como he podido hacer yo, planee sus amistades, asegure cada paso que dará en la vida y permítase alzar la vista para que Dios por medio de su palabra le muestre que ruta seguir para no equivocarse, ahorrar tiempo y hacer efectivos y evidentes todos los beneficios del Reino de Dios en su vida.

Rene Giesemann
Tomado de: Devocional-Diario.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: