¡Ve, Yo soy quien te envía! – Brendaliz Avilés

¡Ve, Yo soy quien te envía!

(Jueces 6:14)

“El Señor lo encaró y le dijo: – Ve con la fuerza que tienes y salvarás a Israel del poder de Medián. Yo soy quien te envía”.

A menudo se presentan situaciones en nuestras vidas donde por momentos nos turbamos porque nos preocupamos y queremos hacer algo. Y hay momentos específicos donde Dios nos encara y nos hace un llamado para que actuemos con valentía y firmeza. Gedeón estaba preocupado por la situación que estaba enfrentando no solo su familia sino que también su pueblo. Dios le hace un llamado afirmando que es el momento de actuar y pelear por su pueblo.

Gedeón iba a ir protegido por Dios pues él era quien le había echo el llamado y encomendado la misión. Pero no solo eso, sino que Dios le estaba dando fuerzas para que cumpliera con la tarea que le había asignado. Me impacta cuando le dice: “y salvarás a Israel del poder de Medián”. Porque en tiempos actuales podemos comparar o simbolizar a Medián con las garras del enemigo. Dios quiere que vayamos y proclamemos libertad a los cautivos, alegría a los tristes y oprimidos. Que atraigamos al mundo de las tinieblas a su luz admirable.

Muchos escucharán el mensaje y otros lo ignorarán, pero la Iglesia no puede callarse, ni intimidarse, porque aunque un ejército acampe contra nosotros, nuestros corazones no pueden temer. Porque si Dios va al frente de ti habrás de ganar la batalla. No importa el número de los que parecen que se levantan contra ti, porque esto no es por números, ni con espada, ni con ejércitos; más sí con el Santo Espíritu de Dios. Porque hay batallas que se pueden vencer solamente cuando estamos cubiertos y revestidos de la presencia de Dios.

¡Qué lindo cuando sentimos la seguridad de que es Dios quien nos envía! Es que no hay cosa que pueda causar más tranquilidad a nuestras almas que saber que contamos con su aprobación y respaldo. Que no vamos a hacer las cosas simplemente porque queramos, sino porque tienen un propósito y ese propósito está en Dios. Entonces el corazón siente esa paz que da la certidumbre de que vamos por el camino correcto. Sentimos taladradas en nuestra mente esas palabras que dicen: “YO SOY QUIEN TE ENVÍA”.

Por eso ya no dudes más, no te quedes quieto. Si sabes que hace tiempo Dios está impulsándote y enfrentándote para que hagas algo que sabes que debes hacer, ¡ya no tienes más excusas!

HAZ LO QUE TENGAS QUE HACER PORQUE AHORA ES EL MOMENTO.

Autora: Brendaliz Avilés
Tomado de: Devocional Diario.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: