Entre lo legal y lo moral – Helmut Schatte

Trabajaba en la computadora, cuando en televisión entrevistaban a una profesora de Derecho Civil de la UCAB. No puse especial atención en lo que hablaba, hasta que en algún momento oí una aseveración que me hizo brincar de la silla: “Mucha gente se escandalizará cuando se discuta la reforma al Código Civil y se permita el matrimonio entre personas del mismo sexo, igual sucedió cuando se le otorgó el derecho a voto a las mujeres”.

No me incluyo entre los mojigatos, ni siquiera entre los que no se adaptan a la evolución de costumbres y modas, pero lo oído definitivamente me espantó, no sólo por venir de boca de una abogada profesora de una universidad católica, sino muy en especial porque tejió una comparación muy extraña: puso al mismo nivel una normativa de hombres con un valor de Dios, algo que concierne a prácticas humanas, como lo es el voto femenino poniéndolo a la par con un valor determinado por el propio autor de la creación: los sexos y su interrelación.

Les preguntaría a todos esos que se esconden tras supuestas “amplitudes de mente” y “ protección a minorías”, ignorantes de las leyes de Dios, (y si no creyesen en Él les invoco las leyes de la naturaleza dictadas por el propio Creador), ¿es que sólo creen en valores materiales?, ¿se atreven a llamarse cristianos ignorando sus disposiciones?

A esa profesora de una “Universidad Católica”, le preguntaría si se puede encontrar en la Biblia alguna observación sobre el voto femenino, o como se debe sancionar a quien irrespete un semáforo en luz roja, la respuesta es evidente: ¡no!, pero si se diera el trabajo de investigar sobre las prácticas sexuales podría empezar por Génesis 1: 27 : “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó”. Seguir con Sodoma y Gomorra en Génesis 19, por Levítico 20 o para ser más “moderno”: Romanos 1: 25-27 : “Ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén, por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas, pues aún sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución a su extravío”.

Dios es equidad perfecta, pero el hombre cada día se aleja más de Él, no se trata de instaurar estados teocráticos, pero desobedecer así llama a castigo, se avanza cada día hacia lo que podrían llamarse gobiernos satánicos, pues en aras de una supuesta libertad y respeto a minorías, convierten la libertad en libertinaje diabólico, la ley civil en ley moral, lo anti natura en natural y lo indecente en moda. Respeto la enfermedad, no así la degradación.

Argentina ya emprendió camino, se dice que Chile también.

La pregunta que nos concierne es ¿también Venezuela marcha rumbo a una Sodoma siglo XXI?. ¡Nunca lo legal será sinónimo de moral!.

Escrito para: Ministerio Vivo Para Cristo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: