Pidiendo conforme a la voluntad de Dios – Kenny Quijada

Tu eres un hijo de Dios… ¡Pídele!

San Juan 14:13

“Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo.”

Como humanos, desde que nacemos lo primero que hacemos es “Pedir”, claro que para pedir debemos llorar luego de la infaltable “nalgada” que nos da el medico.

En toda una vida, nos la pasamos pidiendo, en nuestra niñez, pedimos alimento, regalos en el mes de diciembre o en nuestro cumpleaños; cuando entramos a la escuela pedimos el calzado que mas nos guste y la ropa también, los cuadernos con los personajes animados que nos llaman la atención y si se consigue el morral con el mismo personaje, ¡también lo pedimos!

A medida que vamos creciendo, seguimos pidiendo, ropa, calzado, alimento, si vamos a salir pedimos dinero, muchos otros pedirán el carro prestado al papa para ir y regresar mas rápido, etc. ¡Nos pasamos la vida pidiendo!

Cuando llegamos al evangelio, a medida que leemos La Biblia, nos encontramos con pasajes donde se nos habla del pedir, como pedir y a quien pedir.

La Biblia dice en San Mateo 6:8: “…Vuestro Padre sabe de qué cosas tenéis necesidad, antes que vosotros le pidáis” y es totalmente cierto, pues tenemos a Dios por padre y nos ama con amor eterno, y como todo padre quiere lo mejor para sus hijos, pero nosotros como hijos tenemos que PEDIR. Es cierto que Dios todo lo sabe, aun de lo que tenemos necesidad, pero el quiere escuchar de nosotros mismos lo que queremos tener.

San Mateo 21:22 dice: “Y todo lo que pidiereis en oración, creyendo, lo recibiréis.” Claramente La Biblia nos lo dice, debemos pedir en ORACION, pero eso no queda ahí, también debemos CREER que Dios nos escucha y que esta atento a nuestro clamor, de esa forma vamos a recibir lo que pidamos a nuestro Padre Celestial.

Muchos creyentes pasamos por momentos donde se nos olvida pedir y luego le preguntamos a Dios ¿Por qué no me concedes lo que tú sabes que necesito? Imagino a Dios en ese momento respondiéndonos: ¿Me has pedido algo? Amados hermanos 1 Juan 5:14 dice: “Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye.” ¿Tenemos confianza en Dios? ¿Por qué no le pedimos lo que necesitamos? ¿Estamos pidiendo conforme a su voluntad? Hebreos 4:16 dice: “Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia.” Si tenemos confianza en Dios, demostrémosla acercándonos como dice La Biblia, con confianza al trono de la gracia, y mas aun sabiendo que Dios es Amor, y pidámosle en el nombre de Jesús, y en esto nuestro Dios será Glorificado.

San Juan 14:13 dice: “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo” Mucho pueblo de Dios ha olvidado que lo que a Dios se le pide es para que su nombre sea GLORIFICADO, y terminan echando a un lado esta palabra que lejos de glorificar a Dios, terminan pisoteando su nombre. Como hijos de Dios, tenemos por meta agradar a Dios en toda nuestra manera de vivir, por tanto debemos procurar que La Biblia permanezca en nosotros, y nosotros en Jesús.

San Juan 15:7 dice: “Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.” Hay gente que no tiene a Dios en su corazón y que le creen “a su manera” pero no leen La Biblia, por tal razón no saben que como hijos de Dios, se nos pide también ciertas cosas que son sencillas, pero muy útiles para mover la poderosa mano de Dios.

En el libro de Miqueas 6:8 dice: “Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.” ¿Estas siendo justo? ¿Amas la misericordia? ¿Te estas humillando sinceramente ante Dios? El corazón del hombre es de continuo al mal, tengamos cuidado con lo que le pedimos a Dios, recordemos que todo lo que pedimos es para que su nombre sea glorificado.

Amados hermanos, recordemos que como hijos de Dios podemos pedir cualquier cosa (San Marcos 6:22) y que su pedimos mucho, pues mucho se nos va a pedir (San Lucas 12:48), pero no tengamos miedo de pedir, pidamos y con responsabilidad ante Dios, glorifiquemos su nombre en todo momento y de seguro el diablo no tendrá nada para acusarnos ante Dios, pues abogado tenemos en Cristo Jesús (1 Juan 2:1).

Tú que me lees, permíteme decirte que Jesucristo, te ofrece una Vida Eterna, y si quieres obtenerla, pues pídesela a Dios que el te la dará sin dudarlo, repite conmigo esta corta pero poderosa oración:

“Señor Jesús, en este momento te reconozco como mi Señor y Salvador, reconozco ante ti mis pecados y te pido que con tu sangre preciosa me laves de todos ellos y me des la vida eterna junto a Dios. Te pido Señor que inscribas mi nombre en el Libro De La Vida y no lo borres nunca jamás. Gracias Señor, en el nombre de Jesús. Amen”

Si has hecho esta oración, te recomiendo leer La Biblia y congregarte en una iglesia donde se predique el evangelio de Jesucristo.

“Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites.” (Santiago 4:3)

Vamos… aprendamos a Pedir, y hagámoslo conforme a la voluntad de Dios y de esta forma glorificaremos su nombre.

¡Dios te bendiga!

Autor: Kenny Quijada
Escrito para: Ministerio Vivo Para Cristo y Devocional Diario.com

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: